El consumo de sal – Todo lo que has de saber

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La principal causa de muerte en occidente la provocan las enfermedades cardiovasculares, y estas están directamente relacionadas con la hipertensión. El consumo de sal excesivo tiene grandes repercusiones negativas sobre nuestra tensión.

En nuestro país se consumen alrededor de 12 gramos de sal diarios (según algunos estudios), mientras que la OMS recomienda un consumo máximo de 6 gramos, y es que no hay nada malo en añadirle sal a nuestros menús, pero pronto veréis que lo mejor es hacerlo con moderación, entre otras cosas porque casi todo lo que comemos ya lleva sal.

La sal común está formada por cloro y sodio, ambos necesarios para el buen funcionamiento del organismo, y es que no tratamos de negar el consumo de sal; de hecho, una persona sana puede tomar sal de forma moderada sin problema alguno. El problema como comentábamos antes es el excesivo consumo.

Si entramos en detalles, solo un 20% del sodio que consumimos lo hemos añadido nosotros, el resto se encuentra en alimentos y bebidas, por lo tanto es realmente difícil saber con certeza cuanto sodio hemos consumido a lo largo del día.

Mucha gente se pregunta si la sal ha de eliminarse cuando se está a dieta, y la respuesta es sencilla: NO. La sal no está relacionada con la retención o acumulación de depósitos de grasa, además de no aportar calorías, pero puede hacer aumentar el contenido de líquidos que aveces se refleja en nuestro peso.

Habrás visto seguro en tiendas y supermercados, diferentes variedades de sal (con yodo, flúor, sales gourmet,…) y sus principales diferencias es lo que aportan además del sodio. La sal yodada es útil para el correcto funcionamiento de las tiroides. La fluorada puede ser una ayuda añadida para el cuidado óseo de nuestro organismo. Queremos señalar que eso no significa que podamos consumir más que la recomendada. El resto de sales, las pertenecientes al grupo ‘gourmet’, por llamarlo de alguna manera, tienen también sus diferencias en su forma, color, aporte mineral,… como es el caso de la sal Maldon o la sal del himalaya, pero no nos olvidemos de lo ya dicho: la cantidad de sodio es el mismo y por eso hay que tomarlas con moderación.

Es posible que te preguntes si es aconsejable el consumo de agua embotellada con el fin de regular el consumo de sodio, y la respuesta es sencilla: Es muy complicado averiguar la cantidad de sodio del agua del grifo, así que en el caso que necesites limitar por las razones que sean el consumo de sal, la única manera (a no ser que analices tu agua a través de una analítica) será que adquieras agua embotellada, ya que en la etiqueta de la información nutricional nos informará de todas nuestras inquietudes.

Si hay niños en casa, a estos hay que tenerlos en cuenta especialmente, intentando educarlos desde pequeños sobre el consumo responsable de la sal, así que aconsejamos que no lo acostumbre desde pequeño a los sabores salados.

Una forma muy aconsejable de limitar el consumo de sal en el caso que nos estuviéramos excediendo, sería añadiendo especias o plantas aromáticas a nuestros platos en vez de  sal. A continuación te mostramos una lista de los más utilizados (Extraídos de este blog):

  • Especias: pimienta, pimentón, curry, clavo, canela, vainilla, azafrán, nuez moscada, comino, etc.
  • Hierbas aromáticas: romero, tomillo, estragón, perejil, laurel, albahaca, hinojo, salvia, menta, cilantro, orégano, hierba buena.
  • Ajo, cebolla.
  • Limón y naranja.
  • Aceite de oliva, natural o aromatizado con ajo, romero, tomillo, pimienta.
  • Vinos y licores en pequeña cantidad.
  • Yogur.

Con el fin de concienciar a nuestros lectores sobre el peligro que conlleva el exceso de sal, hemos redactado una lista con las desventajas que aporta:

  • Problemas gástricos a largo plazo (Como cáncer de estómago).
  • Problemas cardiovasculares.
  • Retenciones de líquidos.
  • Puede provocar lesiones renales.
  • Puede provocar hinchazones en algunas zonas del cuerpo.

Sin olvidar también los beneficios que conlleva el tener unos niveles de sodio óptimos.

  • Mantiene el equilibrio de líquidos: el organismo debe tener un nivel constante de sales decir que debe haber un equilibrio entre la sal que se pierde al orinar o sudar con la que se ingiere en las comidas.
  • Regula el ritmo del músculo cardíaco.
  • Transmite los impulsos nerviosos.
  • Previene la aparición de calambres musculares aunque también pueden darse en los músculos de los órganos internos como el estómago, intestinos, etc.
  • Permite la absorción de los nutrientes en el intestino.
  • Evita la osteoporosis.
  • Regula el sueño.
  • Evita el exceso de salivación.
  • Mantiene el equilibrio de azúcar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>